fbpx

Cuando hablamos de perros nerviosos, metemos en un mismo saco a los perros que sufren de ansiedad, estrés, fobias, o simplemente a los que son un poco más activos o inquietos. Y una de las primeras cuestiones que nos tenemos que plantear es precisamente cuál es el origen de esos nervios. ¿Se trata de ansiedad por separación? ¿De fobia a ruidos o situaciones concretas? ¿está viviendo el perro una situación de estrés por un cambio de residencia o nuevos miembros en la familia?

Conocer el origen nos ayudará a dar con la solución. Por ejemplo, si nuestro perro tiene miedo a una situación concreta como el ruido de los fuegos artificiales de las fiestas patronales, podemos trata de evitar su presencia en una zona en la que tenga que sufrirlos, o hacer un adiestramiento específico para que se vaya acostumbrando a ellos. Pero si se trata de un perro inquieto por naturaleza, deberemos tratarle con terapias que que le ayuden a relajarse en situaciones más comunes.

En este post vamos a ver algunas de las técnicas más habituales para tranquilizar al perros nerviosos, y la aplicación de una o varias de ellas dependerá del origen de ese nerviosismo.

Música relajante

Como nos ocurre a los humanos, la música puede ser una fuente de relajación importantísima para los perros, y a menudo está infrautilizada. Los perros tienen sus preferencias, como nos ocurre a nosotros, y a algunos les basta el sonido de la televisión o de la radio cuando se quedan solos en casa para evitar la ansiedad por separación. A otros les gusta un tipo de música en concreto, generalmente sonidos sencillos y suaves, e incluso existen grabaciones específicas de relajación para perros.

Masajes relajantes

Está demostrado que un masaje con movimientos circulares ayuda de forma activa a relajar a tu perro, y que las caricias y el contacto físico con un perro ayuda también al humano a mantenerse más relajado, ¿qué mas se puede pedir?

Ejercicio para combatir el estrés

El ejercicio ayuda a reducir en estrés y la ansiedad de dos maneras: por un lado, estimula la producción de serotonina, una sustancia química que también a los humanos nos aporta bienestar, y por otro lado, se deshace de la tensión y del exceso de energía que puede acabar provocando ansiedad. ¡Si hacéis ejercicio juntos, conseguirás además reforzar vuestros lazos (y mejorar tu propia salud)!

Distraer para tranquilizar

Cuando el origen del comportamiento nervioso de tu perro es una situación concreta, como una tormenta o un invitado que le altere (por ejemplo, la mascota de algún amigo), la distracción es la gran solución. Un juego, una golosina o una dosis extra de tu atención pueden conseguir que no preste apenas atención a lo que no le gusta.

Camisetas antiestrés

Existen en el mercado diferentes productos y marcas que parten de una idea común: una prenda que se pone al perro, ejerciendo una presión uniforme para que se sientan protegidos. No es la panacea, a algunos les funciona y a otros no, pero es un sistema que se puede probar, solo o en combinación con alguna de las otras estrategias.

Tranquilizantes naturales, feromonas y sustancias químicas

Otro de los sistemas disponibles en el mercado son unos viales de feromonas, una sustancia química con la que las perras lactantes consiguen mantener calmados a sus retoños. Aunque se ha demostrado su eficacia en cachorros, su efecto en adultos está en entredicho.

Además, también puedes encontrar otro tipo de tranquilizantes, algunos naturales de extractos de hierbas, y otros con sustancias químicas que nunca deben ser la primera opción. Nuestro consejo es utilizar primero los sistemas naturales, y si estos no funcionan, entonces acudir a otros tipo de tranquilizantes en forma de pastillas, sprays o dispositivos, que deben ser siempre recomendados por un veterinario. 

 

Chat
1
Lenda.net
¿En qué te podemos ayudar?
How can we help you?