Tombili era un gato muy especial que vivía en la ciudad turca de Estambul.

Su personalidad única hizo que, durante más de una década, se ganara el cariño y amor de todos los vecinos y visitantes de la ciudad.

Siempre cuidado y bien alimentado, en 2011 se hizo viral una fotografía suya en la que aparecía sentado de una manera muy característica: apoyado en la acera contemplando a todas las personas que pasaban.

Tombili el gato

Tanto que cuando falleció, durante semanas fueron numerosas las personas y vecinos que acudieron al lugar para dejar flores y objetos rindiéndole tributo al gato más querido de la ciudad.

Tras unos meses, y viendo que los recuerdos no perdurarian en el tiempo dado el clima, se llevó a cabo una petición en Internet para solicitar que se colocara en este lugar un recuerdo por Tombili.

La recogida fue un éxito y se consiguieron, nada más y nada menos que 17.000 firmas con las que consiguieron que, el 4 de octubre de 2016, el distrito del barrio erigiera una estatua gatuna en su honor.

La escultura de Tombili sentado fue robada un mes después de su instalación pero, tras una gran protesta pública, fue devuelta a su lugar.

De esta forma su presencia permanecerá para siempre en la ciudad, descansando en el que era su lugar favorito.

Cuéntanos, ¿qué te parece la historia de este increíble gato?

WhatsApp
¿Necesitas ayuda?